Análisis Amnesia A machine for Pigs


Una búsqueda, un saboteador y un experimento.
Despiertas luego de un sueño, pero despiertas para sumergirte en una pesadilla. La mansión esta vacía estas solo pero ¿Y los niños? ¿Donde están mis niños? Te preguntas eso constantemente mientras intentas averiguar qué es lo que es ha pasado donde están. Pero no estas tan solo como pensabas, alguien mas te acompaña: una voz en el telégrafo. Esta es la premisa de la que parte A machine for Pigs, una trama que va expandiéndose y dando ciertos giros en su argumento a medida que avanzamos.

The Chinese Room no nos pone las cosas fáciles al momento de superar esta nueva entrega, aunque si se ve la rotunda influencia de esta compañía ya que se ha eliminado por completo el inventario y se ha priorizado el diario. Pero en cuanto a sustos no hay que preocuparnos, estaremos complacidos con los que encontremos; A machine for Pigs cambia un poco la formula que nos traia Frictional Games pero no por ello esta nueva entrega sea menos recomendable .


La escenificacion del Siglo 19 es algo muy bien logrado en el juego.

Los que bien conocemos a The Chinese Room sabemos que ellos son muy buenos en el aspecto narrativo y bien lo demostraron en Dear Esther, aunque el aspecto se haya visto un tanto reducido. Algo similar sucede en A machine for Pigs, como ya mencione antes el inventario ya no existe, ademas los objetos que podemos agarrar o las puertas que podemos abrir son solo las que el juego nos permite; y en cuanto a los objetos solo podremos sostener aquellos que sea de importancia para la trama.

Pero todo tiene una razón, ya que la eliminación del inventario dio paso a darle mayor prioridad o relevancia a nuestro Diario en el cual relataremos todo lo que nos esté sucediendo y claro al no tener inventario no tendremos yesqueros ni mucho menos aceite, solo encontraremos por el mapa distintas notas. Siguiendo con lo que a la historia respecta A machine for Pigs se ambienta a fines del Siglo 19, 1899 para ser exactos, donde la electricidad es una realidad ya no tendremos que usar más un farol y preocuparnos por encontrar aceite para mantenerlo encendido.

Algo que primaba en la entrega anterior era el terror psicológico, y en esta entrega tambien se encuentra con el simple hecho de sumergirnos mas y mas en la trama nos daremos cuenta de los horrores que se cometían en esos días, horribles experimentos que se practicaron en humanos y en ..... cerdos.

Las partes de total oscuridad perduran, por suerte ya no dependemos de un poco de aceite para ello. Es el apogeo de la electricidad.

¡This world it's a machine! ... ¡A machine for pigs!
Siglo 19, apogeo de la electricidad y de la maquinaria pesada ... pero en el juego justamente esta última tomará un sombrío fin, uno del cual formas parte te guste o no. No estas listo para vivir los horrores que estas apunto de vivir pero no tienes otra salida después de todo lo haces por tus hijos, ellos te necesitan y tú estas dispuesto a todo.

Por razones obvias no puedo ir más allá con la historia, por otro lado en cuanto a lo que gráficos respecta contamos con unos mejorados gráficos si los comparamos con los de The Dark Descent, talvez no sean los mejores gráficamente pero sí artísticamente, los distintos escenarios que veremos y los enemigos con los que nos toparemos, todo cuentan con buenos y distintos detalles sobre todo estos últimos que gozan de ser tan grotescos como uno los esperaba y peor aún, veremos más de una tipo de enemigo y claro seguimos siendo indefensos a sus ataques lo mejor es correr o pasar desapercibido.

La linealidad es algo muy presente el juego, pero no es algo demasiado malo si lo que se desea es narrar una historia y solo The Chinese Room sabe como hacerlo sin caer en lo monótono. Es cierto que el juego se base de llevarnos de una sala a otra y que con la exclusión del inventario ya no haya espacio para la exploración pero los puzles lo monótono que puede resultar eso, y muchas veces los puzles nos harán pensar o preguntarnos dónde esta la solucion aunque estos no sean demasiado intrincados.



Tenemos un largo camino ante nosotros, e inclusive recorremos las calles de un poblado del Siglo 19, y el escenario se siente como tal, cajas apiladas, estructuras de la época, uso de la electricidad, carretas, etc. Y lo mismo sucede con los interiores todo muy fiel a la época. En cuanto a la banda sonora respecta esta esta a la altura, contando con diversos sonidos al momento de ingresar a distintos lugares y las voces presentes tambien están muy bien logrados, detalle especial para los diálogos que presenta el juego son excelentes.

En resumen
Escalofríante regreso de uno de los Survival Horror más aclamados, en esta ocasion de la parte de The Chinese Room la cual ha realizado ciertos 'cambios' sí, pero sin quitar la huella de Amnesia. A machine for Pigs es un survival horror muy recomendable si gozaste de los sustos del primero; gráficamente bueno y artísticamente hermoso. Con una duracion aproximada de 6-8 horas The Chinese Room no nos deja las cosas fáciles en esta nueva aventura... o mejor dicho, pesadilla.

Pero .. ¿Encontrarás lo que buscabas? ¿O sucumbirás a los horrores que estas apunto de presenciar?



Lo mejor:
- El juego artísticamente es espectacular, la época esta bien empleada.
- Apartado sonoro y soundtrack formidables.
- La narrativa presente en el juego.

Lo malo:
- Lo lineal que puede resultar el juego.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario